X

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Estoy de acuerdo Más información
29 Jun 2020 16:57 POR KATJA Y ANTOINE

Juanjo, Jefe de Recepción: El hotel es un lugar con alma

Jefe de Recepción de Villa Emilia, Juanjo no olvidará la experiencia de ver convertido su lugar de trabajo desde hace cinco años en su propia casa durante más de dos meses. La decisión de quedarse en el hotel salió de él de forma espontánea. “Me sentía con la responsabilidad hacia los clientes, hacia los compañeros, hacia Katja y Antoine y hacia el propio hotel, porque se me hacía impensable que se quedara vacío”, comenta Juanjo.

Decisiones así son más fáciles de tomar cuando te sientes parte de un equipo con valores. “Estoy orgulloso de trabajar en una empresa donde, desde el primer momento, se decidió donar todos los alimentos perecederos”.

Un espíritu de equipo que también se transmite a los clientes del hotel, entre los que se cuentan muchos habituales. “Me emocioné el día en que, tras decretarse el confinamiento, un cliente habitual lloró cuando se le informó de que no podía tomar nota de su reserva porque el hotel estaría cerrado”.

Gracias a la buena organización familiar, la vida en el hotel ha sido fácil y será, seguro, inolvidable. “El hotel es un lugar con alma, que te hace sentir diferente, y que puedo certificar que te provoca el placer de sentir bien”. Alojados en una habitación de la primera planta, cerca de los espacios comunes donde hacían vida, la familia se repartía las tareas, tal como suele hacer en casa, con la suerte de contar con “más comodidades que un hogar y con más espacio (nunca antes me habían traído el periódico a la puerta!)”.

Tampoco echaban de menos la calle, ya que los amplios ventanales de El Bistrot, en la planta baja dan la sensación de estar fuera, sin olvidar la espectacular terraza del Villa Emilia, un privilegio al aire libre en pleno centro de la ciudad.

Más allá de los duros momentos de “no poder estar con nuestros familiares y amigos” y perder a un familiar muy querido, la vida en el hotel transcurrió como en cada hogar, con el añadido de ejercer de padres y profesores de Jana, que ha contado con el apoyo de su escuela para mantener una rutina contínua de trabajo y estudio. “Aquí Jana ha contado además con innumerables estímulos y hemos descubierto su afición por el piano… no hay día que no practique con el que hay en el bar. Diría que ahora se conoce el hotel mejor que yo”.

Lo que para Jana ha sido una aventura también será una experiencia que ninguno de ellos olvidará. Pero las ganas de normalidad siguen intactas. “Mis compañeros y yo mismo tenemos muchas ganas de regresar. Muchos clientes nos han dado su apoyo y ánimo a través de las redes sociales, a todos ellos les doy las gracias en nombre de todo el equipo”.

En cuanto al futuro, Juanjo se mantiene optimista. “Siempre hemos sido muy escrupulosos en cuanto a la limpieza por lo que adaptarnos a los añadidos en la normativa no supondrá un gran esfuerzo. Y, aunque parece que son tiempos difíciles para la hostelería, por suerte -y a veces también por desgracia- el ser humano tiene la capacidad de olvidar lo malo enseguida”.

x

Ventajas de reservar con nosotros

Mejor precio garantizado

Reserva a través de nuestra página web y consigue el mejor precio para tu estancia.

Late check out

Haz el check out de tu habitación hasta una hora más tarde, a las 13h.

MINIBAR GRATUITO

Minibar gratuito durante toda su estancia

Tea break gratis

Disfruta de un te, un café o lo que prefieras junto con unas pastas a media tarde.